Facebook Twitter Rss

Funerarias refuerzan medidas de seguridad ante COVID-19

Del 24 de marzo al 2 de abril han dado 28 servicios de personas fallecidas a consecuencia de enfermedades respiratorias, de las cueles 10 fueron por COVID-19





03 de Abril de 2020 a las 10:51 hrs -- Claudia Olivas
Images_175589_thumb_2336593

La contingencia del COVID-19 no sólo ha aumentado el interés de los mexicanos por paquetes funerarios, sino también motivado a las empresas del sector a implementar medidas de seguridad para el tratamiento de cuerpos de personas que hayan fallecido por esta enfermedad, como trajes especiales y el reforzamientos de acciones sanitarias, entre otras.

En entrevista el director general de J. García López, Manuel Ramírez, señaló que del 24 de marzo al 2 de abril han dado 28 servicios de personas fallecidas a consecuencia de enfermedades respiratorias, de las cueles 10 fueron por COVID-19, mientras que las 18 restantes por neumonía atípica, hospitalaria, adquirida en la comunidad o complicaciones.

Nuestra relación con las autoridades es muy estrecha, tenemos muy buena relación… en el caso específico del COVID-19, lo que hemos hecho ha sido robustecer y fortalecer esas medidas que nosotros ya tomamos como funeraria para atender este tipo de defunciones”, afirmó.

Sin embargo, precisó que una de las recomendaciones de la Secretaría de Salud es que todos los fallecimientos a consecuencia de una neumonía, ya sea hospitalario, atípicas, se les dé el mismo tratamiento de coronavirus.

No sabemos si estas personas que fallecieron con esta patología en su certificado, no se le pudo practicar la prueba del COVID-19, la instrucción es que todos los fallecimientos por cuestiones respiratorias tienen que ser tratados con el mismo protocolo”, explicó.

Por lo que la agencia funeraria a dotado a su personal, goggles, cubrebocas, guantes, además de trajes plásticos de biodefensa, que garantizan la seguridad de sus colaboradores cuando van a recuperar algún cuerpo a los hospitales; además, llevan productos químicos, sanitizantes, fungicidas, herbicidas e hipoclorito.

De acuerdo con el directivo, con estos productos químicos limpian la carroza, el forro séptico donde se coloca el cuerpo; también se desinfectan todas aquellas partes con las que tuvo contacto, para después trasladarlo a la sala de preparación.

Una vez que eso pasa, precisó, se vuelve a desinfectar la carroza, se desecha el equipo de protección personal, mientras que el cuerpo se entrega a las personas que son responsables de la segunda etapa que es la preservación, es decir el embalsamado, un proceso químico que tiene como finalidad conservarlo y eliminar todo riesgo de contagio.

“Sí tomamos medidas, por supuesto, incrementando todos aquellos protocolos que garanticen la seguridad de nuestros colaboradores, la seguridad de la gente que visita nuestras casas funerarias y las personas que desean hacer homenaje a su ser querido”, señaló.

En este sentido, comentó que, en el caso de las sucursales, también han implementado un proceso de sanitización tres veces al día en todas las áreas comunes, pero en los lugares de más frecuencia como baños, puertas, tapetes se hace cada 30 minutos.

Según J. García López, en las últimas semanas han aumentado un 10 por ciento las llamadas a su callcenter, donde reciben en promedio 1,500 diarias.

No obstante, Manuel Ramírez alertó que en la industria hay un alto grado de informalidad, ya que operan pseudo funerarias afueras de hospitales y ministerios públicos, que no cuentan con la capacitación, infraestructura o ética, para poder cumplir con los procesos, por lo que el cerco sanitario no se garantiza.

A su vez, el director de planeación y nuevos negocios de Gayosso, Óscar Chávez, comentó a Notimex que hasta el momento han atendido nueve servicios de defunciones a nivel nacional, a consecuencia del coronavirus.

“Fuimos los primeros a nivel nacional en definir implementar estas medidas, no sólo para los servicios funerarios de personas que fallezca por COVID-19, sino en general a nuestras instalaciones, que van desde medidas de limpieza, sanitización, uso de cubrebocas, gel antibacterial, limpieza de superficies de contacto frecuente”.

El directivo comentó que lo que están recomendando es una cremación directa y un servicio de velación con cenizas para estos casos, pero proceso inicia desde la recolección del cuerpo, donde su personal asiste con trajes especiales, protegidos y aislados, se recoge en bolsas especiales que son selladas, no se embalsama y va directo a cremación.

De hecho, precisó que tienen unidades específicas para el traslado de cuerpos que fallecen por COVID-19, ya que regresa la unidad a la agencia, inmediatamente sanitizada para que pueda utilizarse en el siguiente servicio.

Gayosso indicó que el interés y las ventas se han logrado mantener casi igual que el año pasado y no ha habido un pico notorio en previsión funeraria a causa del coronavirus, pero un porcentaje estimado sería un incremento del 15 por ciento.

(Excélsior)