Facebook Twitter Rss

Ricky Muñoz de Intocable se desmaya en concierto en la Plaza de Toros; suspenden concierto

Ricky Muñoz, vocalista de la banda se desvaneció en el escenario, por lo que alertó a los asistentes del show.





14 de Mayo de 2022 a las 10:01 hrs -- Oseri Ramírez
Images_194477_thumb_el-vocalista-asusto-a-los

Durante más de 40 minutos la Plaza de Toros México permaneció a obscuras esperando a que Ricky Muñoz, vocalista de Intocable, se recuperara del desvanecimiento que sufrió en el escenario. Cuando el reloj marcó las 10:30 de la noche, las luces del escenario se apagaron sin previo aviso a solo 30 minutos de haber comenzado el concierto de la banda de regional mexicano en el recinto de la Colonia Ciudad de los Deportes.

Pasados 15 minutos de zozobra, una persona del staff tomó el micrófono para anunciar a los más de 30 mil asistentes que Ricky Muñoz se encontraba siendo atendido por los paramédicos pues sufrió una descompensación a causa de la que no había descansado "absolutamente nada de las giras que ha tenido". Cita: "Atención a Ricky Muñoz le bajó la presión lo acaban de subir a la ambulancia aquí están están tratando de reanimar pido paciencia solamente no se va ir Intocable se está recuperando Ricky Muñoz ya que ha tenido varias giras durante varias semanas y no ha descansado absolutamente nada entonces un minuto nada más en lo que Ricky se recupera".
"Nada de chiflidos al contrario échenle una porra ¡arriba Intocable!"

Minutos después de las 11 de la noche, el escenario se volvió a encender para tocar "Aire" tema emblemático de la banda la cual, Ricky apareció entre luces azules dejando atrás su sombrero, saco, botas y chaleco, en cambio, su acordeón se mantuvo recargado en un pedestal para evitar que lo cargara. Muñoz detalló a los micrófonos que no se perdería por nada la noche de La Plaza de Toros México y que solo sintió descompensado por la altura de la Ciudad de México, por lo que agradeció a los paramédicos que lo atendieron.


En punto de la media noche, el concierto se volvió a suspender desatando una rechifla entre los asistentes, para regresar a los pocos minutos para terminar el concierto sentado y con el acordeón sobre su regazo.

(milenio)