Facebook Twitter Rss

Tras alcanzar acuerdo por protestas, indígenas y voluntarios limpian calles de Quito, Ecuador

Neumáticos, árboles y material de construcción quemado son solo algunos de los objetos que se utilizaron durante las manifestaciones, mismos que son retirados por la población.





14 de Octubre de 2019 a las 12:18 hrs -- Claudia Olivas
Images_169172_thumb_5043553b701571074251_standard_desktop_medium_retina

Miles de manifestantes indígenas, estudiantes voluntarios y residentes locales iniciaron una limpieza masiva este lunes en un parque de Quito donde los protestantes que rechazaban medidas de austeridad lucharon contra la policía durante días, dejando montones de neumáticos, árboles y material de construcción en llamas.

La limpieza comenzó horas después de que el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, y los líderes indígenas llegaran a un acuerdo el domingo por la noche para cancelar el paquete de austeridad en disputa y poner fin a más de una semana del inicio de protestas que paralizaron la economía ecuatoriana y dejaron al menos siete muertos.

Cuando los manifestantes abandonaron el Parque Arbolito y el centro cultural donde los manifestantes acamparon durante días, lanzaron una minga, un término indígena para un proyecto de trabajo comunitario.

Poco antes, la prefecta,como se llama localmente a la gobernadora, de la provincia ecuatoriana de Pichincha, Paola Pabón, muy cercana al expresidente Rafael Correa, fue detenida por actos vandálicos ocurridos en Quito el fin de semana, cuando encapuchados quemaron el edificio de la Contraloría, atacaron violentamente al canal de televisión Teleamazonas y el diario El Comercio.

La fiscalía lo informó a través de Twitter. Esta es la primera detención de una alta funcionaria pública vinculada al correísmo en torno a la violencia desatada el fin de semana en esta capital y otras ciudades.

El presidente Moreno ha responsabilizado a Correa de ser el autor intelectual de un intento de desestabilización de la democracia ecuatoriana.

Duras movilizaciones indígenas terminaron el domingo, cuando Moreno derogó un decreto que generaba la sustancial elevación de los precios de los combustibles. Según el acuerdo, Moreno retirará el paquete respaldado por el Fondo Monetario Internacional (FMI). Los líderes indígenas, a su vez, pidieron a sus seguidores que pusieran fin a las protestas y los bloqueos callejeros.

Las protestas por el paquete de austeridad provocaron bloqueos de carreteras, cierre de negocios y redujeron a la mitad la producción de petróleo de Ecuador, lo que obligó a detener temporalmente la exportación más importante del país.

La oficina del defensor del pueblo señaló el domingo que al menos siete personas murieron en las protestas, mil 340 resultaron heridas y mil 152 fueron arrestadas.

El gobierno impuso un toque de queda de 24 horas el sábado, permitiendo a las personas moverse libremente por la capital entre las 11:00 y las 20:00 horas.

(El Financiero)