Facebook Twitter Rss

Personas con discapacidad piden ayuda para sobrevivir en contingencia

Personas discapacitadas que viven en la comunidad de Santa Inés, en la alcaldía Xochimilco, no tienen alimento y medicinas





02 de Mayo de 2020 a las 10:51 hrs -- Claudia Olivas
Images_176286_thumb_2352865

Habitantes de la comunidad de Santa Inés, en la alcaldía Xochimilco que viven con discapacidad, piden ayuda para sobrevivir durante la contingencia sanitaria por Covid-19, pues la situación se complica más debido a su condición.

Para la señora Martha la pandemia del Covid-19, le frenó la esperanza de sacar a sus hijos adelante.

Es madre soltera de tres hijos, dos de ellos gemelos que tiene parálisis cerebral severa, ceguera y sufren de epilepsia, viven en un asentamiento irregular según la alcaldía.

Mi familia, mis vecinos, los conocidos nos han ido apoyando, pero no siempre pueden y ellos también ahorita con la situación, se encuentran en una situación igual o peor que nosotros, es difícil”, señala Martha Reyna.

Alejandro y Leonardo tienen cuerpos de una persona de 21 años, pero mentalmente tienen 3 y 5 años. Martha no tiene trabajo y con la cuarentena no puede salir a vender algo para llevar comida a su casa.

Nos hacen falta varias cosas, lo más importante que es alimento, pañales y medicinas para ellos, y sus sillas de ruedas que tengo años, solicitándola a varias instituciones y no me escuchan, no me ayudan.

Martha no es la única que vive en Santa Inés, una comunidad sin agua, sin drenaje y con calles sin pavimentar.

Itzel vive en una casa construida con láminas y tablas, ella padece un defecto en la columna desde su nacimiento lo que la obliga a estar en una silla de ruedas.

Su papá es el único sostén de una familia de seis integrantes, es tianguista pero la pandemia lo obligó a dejar de trabajar.

La joven no tiene ni comida, ni medicina, mucho menos el material que necesita para su tratamiento.

No tenemos ingresos y estamos sobreviviendo con lo poquito que tenemos o luego los vecinos nos regalan comida, la poquita de agua que tenemos, mi papá la acarrea”, asegura la joven.

Itzel vive con su tía Yazmín, quien tiene las vértebras de su cuello pegadas, y también necesita un tanque de oxígeno. Ha tratado de apoyar en los gastos de la casa buscando algún trabajo, pero su condición y la pandemia se lo han impedido.

Es difícil, y si hay personas que se les hace difícil vivir el día a día que están sanas, tienen su cuerpo físicamente bien, para nosotras, personas con discapacidades, es el doble de difícil, es un reto el día a día vivir y subsistir en esta situación”, asegura Yazmín.

El llamado de ayuda no tiene un solo destinatario, lo hacen a la alcaldía, a la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, o al propio presidente López Obrador.

(Excélsior)